30 de diciembre de 2016

RETO AMISTOSO Nº 84: ETIQUETAS PARA REGALOS NAVIDEÑOS

Cuando Yoli, de Creando & fofucheando, me invitó a este reto pensé "¡Genial!", aparte de sentirme súper alagada. Todos los años intento darle un toque personal a los regalos que traen los Reyes, aun que otras veces tan solo me armo con un boli y escribo el nombre y punto, depende del tiempo del que disponga. Pero esta era la excusa perfecta para volver a mi antigua costumbre y como lo iba a hacer de todas formas...


Las ideas me iban y venían en la cabeza. Mil maneras de hacer unas bonitas etiquetas, cosidas, pintadas, planas, en relieve... Lo que tenía claro es que quería reciclar unos viejos tejanos que se rompieron hace ya un tiempo y que guardé "por si acaso". ¡Pues llego el caso!


MATERALES

- tejanos viejos "por si acaso"
- cartón
- washi tape de tela
- cuerda

Recortamos unos triángulos de cartón para simular un árbol de navidad, que no todas las etiquetas deben ser rectangulares, ¿no? En este caso de 6cm de base y 8cm de alto. Y uno más un pelín más grande que me serviría de plantilla para el tejano, como 1cm más o menos.


En la parte superior del triángulo pegamos con silicona caliente una cuerda, una punta por delante y otra por detrás. Así ya tenemos por donde colgar la etiqueta.


Sobre el revés de la tela de tejano, y con la ayuda de la plantilla más grande, dibujamos y recortamos los triangulos para cubrir el cartón.


Para cada etiqueta utilizamos dos triángulos de tela. A uno de ellos le pegamos tres tiras de wasitape de diferente largura, para hacer el "árbol". No hace falta medir mucho, yo soy bastante de "ojímetro".


Frotando los bordes de los triángulos de tejano conseguimos ese efecto de deshilachado. Después de unos cuantos se te quedan los dedos muertos y casi insensibles, pero el efecto me encanta.


Sobre el triangulito de cartón con la cuerda pegamos los dos trozos de tejano, una por delante y otro por detrás. Todo con silicona caliente que queda mejor, a mi gusto.


Y ya las tenemos. Como veis yo hice unas poquitas... Parecen muchas, pero en una tarde las tuve listas.


Y para tener un bonito paquete acompañaré las etiquetas con papel de regalo hecho por mí, con el que haré bolsas, en lugar de solo envolver los regalos.

En una goma de borrar corté un "abeto" y a sellar como una loca todo el papel de embalar que compré. ¿A quién no le recuerda esto a cuando lo hacíamos de niños con las patatas?


Hacer las bolsas me lleva menos tiempo que decorar el papel. Parecían complicadas, pero ya las hago con mucha soltura. Os explicaría como hacerlas, pero esta entrada no va de eso, os dejo algunas imágenes, por eso. Podéis buscar cómo hacerlas por la red, hay miles de maneras de hacerlas, pero a mí me gustó ésta.



Y aquí os dejo el resultado final. La bolsa con su estampado, la etiqueta y una cuerda para terminar de rematarlo todo con un mismo estilo.



¿Qué os parece? A mí me encanta y estoy muy contenta con el resultado. Ahora solo queda que lleguen los Reyes de aquí a unos días y que los regalados disfruten igual que lo hago yo regalando.

Compartamos y disfrutemos juntos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada