22 de diciembre de 2016

TICO Y LULA

Con esta entrada de hoy me sumo al RETO HANDMADE que organiza Jen de LITTLE KIMONO. El tema es Fantasía y que mejor que estos dos duendes que, a partir de ahora, van a formar parte de los juegos y cuentos de mi hija.

¿Me dejáis que hoy empiece con una pequeña historia? La historia de estos dos pequeños duendecillos que he tenido el gusto de hacer.


"Tico y Lula viven en un bosque, en un gran bosque. Viven libres, rodeados de animales, plantas, ríos... Y saltan y juegan de acá para allá como les apetece. Son muy felices de tenerse el uno al otro y se sienten privilegiados de poder vivir en el bosque, pues otros duendes no tienen esa suerte y viven en ciudades contaminadas o en edificios muy feos.
Pero los duendes no pueden relacionarse con los humanos, si no pueden perder su magia y su libertad. Rico y Lula tienen un secreto, uno muy grande. Y es que ellos sí que hablan con los humanos, bueno, con una humana muy pequeñita que se llama Aledis. Con ella juegan todos los días y se lo pasan muy bien juntos, danzando y cantando por todas partes.
Ahora Tico y Lula deben ir con mucho cuidado de que nadie se entere de su secreto, si no, no podrán seguir jugando con Aledis y perderán sus poderes. Ayudarles a cumplirlo, no se lo digáis a nadie y así ellos podrán seguir siendo felices hasta que la niña crezca, pues cuando se haga mayor dejara de creer en ellos y ya no los verá.
Por el momento les quedan muchos juegos a los que jugar y muchas aventuras que correr."


MATERIALES

- bolas de madera
- palos de madera (de los de pinchitos)
- fieltro
- lana
- cola de ratón
- rotulador permanente


Pegamos trocitos de lana rodeando la bola de madera con cola blanca, da igual que sean unos más largos que otros, más tarde los cortaremos.


Mientras se seca la "peluca" hacemos los gorritoss con el fieltro. Con una circunferencia de fieltro hacemos un conito y lo pegamos con silicona caliente. La cola blanca, a mí, no me funciona, ¿y a vosotros? Lo pegamos sobre la bola y ya tenemos la cabeza de nuestros duendes.


Para el cuerpo le ponemos los palillos de madera, que pegamos en la parte de abajo de la bola. Con fieltro les haremos los vestidos. Yo no me he complicado mucho la vida, la verdad, con un triángulo ya tengo suficiente. Bueno, dos, uno por delante y otro por detrás. Pagamos primero el de atrás al palillo y cortamos un par de tiras de cola de ratón, que serán los brazos y las piernas. Pegamos con silicona caliente la parte de delante del vestido y ya casi los tenemos.


Hacemos un nudos en la punta de la cola de ratón de lo que serna los brazos y, de nuevo con fieltro, les hacemos los zapatos y los pegamos en las piernas.


Con trocitos de fieltro decoramos el vestido. En este caso con unas tiritas uno y unos triangulitos el otro. ¡Ah! Y les he añadido unas pajaritas para que no se vea tanto el palillo.


Ahora toca pasar por peluquería y maquillaje. Les cortamos un poco el pelo, a nuestro gusto y con un rotulador permanente les dibujamos la carita. Aquí ya viene la habilidad de cada uno con el dibujo y la mano alzada, com oveis no es lo mío, pero han quedado bastante bien.


¡Ya los tenemos listos para jugar! Bueno, para jugar, para decorar una maceta, el árbol de navidad, como decoración en un regalo... Puede servir para lo que queramos.



Y aprovecho esta entrada para desearos a todos y todas unas felices fiestas en compañía de los vuestros y suerte con la lotería de Navidad. Y si no toca, como se suele decir, al menos tendremos salud.

Compartamos y disfrutemos juntos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada