26 de enero de 2017

CABALLITO TROTÓN (I)

Pues resulta que hace muuuucho tiempo, como tres o cuatro años, me encontré un caballo de madera en un contenedor. Lo tiraron porque se le había roto el asiento, tenía alguna que otra grieta importante en la madera y, supongo, le faltaría alguna cosita más. Pero, a pesar de todo, lo metí en el coche con la intención de darle una nueva oportunidad.


Ahora ha pasado el tiempo, mucho tiempo, y su momento de volver a galopar con mi niña ha llegado. Lija, pintura y algunos materiales en mano y a darle esa oportunidad de la que hablaba.

Pretendía pintarlo, sin más, con chalky en sprai. Pero después de analizarlo con más detenimiento empecé a verle algunos rotos importantes  a parte de las grietas que ya le había visto. Así que lo desmonte, cosa que me costó mucho porque los tornillos, después de tanto tiempo puestos, estaban más que duros.


Paño con agua y jabón en todas y cada una de las piezas. Un poco de lija para quitarle imperfecciones de la madera y de nuevo agua y jabón. Va a ser el caballo más limpio de la historia.


Y le llega el momento a la faena en cuestión. Le apliqué sellador en la grietas y en los rotos, intentando rellenar los trozos que le faltaban. Lo dejé secar. Pero quedó como una silicona y para quitar los excesos no me bastó con un paño húmedo y tuve que rascar como una loca.


Y ahora, ya en el presente más inmediato, que lo tengo listo para pintar me doy cuenta que no puedo ponerlo simplemente en el suelo sobre una tela si no quiero que termine todo pringado de chalky. Así que en este punto me encuentro, que una restauración me ha llevado a una "manualidad", creando una  cabina con cartón para poder pintar ensuciando lo menos posible.


Y es que, entre el cumple de mi enana y los contratiempos en general, el tiempo se me ha echado encima y no me ha dado lugar a terminarlo para cuando yo quería. En cuanto lo tenga listo del todo prometo enseñarlo, palabrita de niña buena.

Compartamos y disfrutemos juntos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada